La más linda

English version: http://wp.me/p45pZs-X

Y dale “U” – Julio Andrade

“De crema me vestí, una tarde de mayo”

Siempre he dicho que el regalo más grande que mi padre y mi hermano mayor me pudieron haber dado es hacerme hincha de Universitario de Deportes. Esos colores que desde niño siempre me trajeron alegrías, colores que llevo debajo de la piel y esa insignia que late al lado de mi corazón. Ese color crema que me ha hecho llorar de emoción, ese color crema que nos hace hermanos a todos y cada uno de los hinchas de este maravilloso club.

Si empiezo a escribir acerca de lo que significan este club y su camiseta para mí, tendría que escribir un libro. Las palabras sobran, el amor no es suficiente. Lo dicen sus hinchas, lo dicen sus ex – jugadores y técnicos, lo dicen los amantes del fútbol y lo dijo Mario Vargas Llosa (Premio Nobel a la Literatura) en el año 2011: “Como la hinchada de la ‘U’ sabe, la ‘U’ es mucho más que un club de fútbol. Es un mito, una leyenda, una tradición, una de las más hermosas historias que ha escrito el deporte peruano. Es un mito que nos ha hecho vibrar a lo largo de los años con sus victorias, que nos ha hecho sufrir con sus derrotas y percances y nos ha hecho renacer en entusiasmo con su garra y pundonor”

Todos los hinchas de este grandioso club siempre vamos a querer lo mismo. No nos importa el taco, la gambeta o el “caño”, nos importa que aquellos once que tengan la dicha de vestirse de crema maten por esa camiseta; dejen el alma, corazón y vida en cada pelota dividida. Nos importa que quieran siempre ganar, siempre por más títulos, siempre por la gloria, es nuestra obsesión y obligación.

Crónica de una gloria anunciada.

El color crema no fue el escogido por los fundadores del club. Y que es el color blanco fue inicialmente el elegido para disputar los partidos en ese entonces club llamado Federación Universitaria de Fútbol. Un grato error en la lavandería no dejo otro remedio a la dirigencia estudiantil de los primeros años que afrontar un partido con uniforme crema, ya que la lavandería los había devuelto de dicho color. Como los triunfos llegaron uno detrás de otro, se decidió conservar el color que posteriormente identificaría al club.

La tradición merengue siempre ha ido de la mano de la gloria y su camiseta es parte de la misma. Muchos de mi generación podrán recordar las camisetas campeonas del 92’ y 93’ hechas por la empresa peruana “Calvo”. Fue en 1995 que el club llego a un acuerdo con la marca inglesa “Umbro”, acuerdo que ha representado a Universitario en 17 de los últimos 19 años. Acompañándonos en los campeonatos aperturas 2002, 2008, campeonatos nacionales 1998,1999, 2009 y 2013 así como la Copa Libertadores sub-20 2011.

La empresa umbro ha mostrado gran identificación con el club y en el 2013 sacó dos camisetas especiales. Una camiseta retro por los 100 años del ídolo eterno Lolo Fernández presentada en una feria muy exitosa llamada Universo Crema. Y la segunda por los 25 años de la “Trinchera Norte”, fiel acompañante del club en las buenas y las malas. El último modelo tiene la particularidad de tener el código del ADN de uno de los símbolos modernos de la garra crema, José Luis Carranza. Dicho detalle se puede apreciar en el patrón de la tela.

Más que un número.

Si bien el club Universitario de deportes ha tenido muchísimos jugadores extraordinarios, que han dejado todo en la cancha por defender los colores y esperanzas de la hinchada merengue, son dos números los más recordados por todos.

Teodoro Fernández, Lolo. El máximo exponente de todos los valores que la camiseta crema representa. El cañonero, protagonista de innumerables y míticos relatos deportivos es el artillero supremo del club con 156 goles, 29 de ellos al rival de siempre, convirtiéndolo en el goleador en la historia de los “clásicos”. La camiseta número nueve se ha dejado de usar en el campeonato local en los dos últimos torneos, como un homenaje a “Lolo” por sus 100 años. Que mejor regalo le dio el club que la estrella 26 en su aniversario.

José Luis Carranza, El Puma. Si hablamos de la garra crema, no podemos dejar de hablar del Puma. Siempre ovacionado por sus aguerridas intervenciones Jose Luis Carranza, capitán de la  “U” durante muchos años, se retiró del futbol profesional en el 2004 tras 19 años de carrera, con siente títulos profesionales pero sobretodo con el respeto y cariño de todo el pueblo merengue. Su camiseta, número 22 sería retirada el seis de abril 2005 en su partido de despedida en el estadio Monumental. La “U” siempre será la “U”, Puma.

De colección

Desde el 2006 ininterrumpidamente he podido adquirir al menos una camiseta del club. Aunque no todas han podido llegar a visitar el Monumental, todas tienen algo especial. Las más especiales sin duda las usadas por jugadores en partidos oficiales. Antonio Gonzales con la número cinco, Miguel Ximenez con la número 18 en la edición especial por el aniversario de la “Trinchera Norte”, Alexi Gómez con la número 10, camiseta usada en el segundo play off final en Lima y Raúl Ruidiaz con la número 9 en la Copa Bridgestone Libertadores, frente a Velez Sarfield de Argentina, partido al que pude asistir recién llegado de Suiza. Otra especial, sin duda, la firmada por el plantel campeón 2013, una joya.

A un coleccionista de camisetas siempre nos hacen la misma pregunta; ¿Cuál es tu favorita? Y definitivamente es difícil de contestar. Pero para mí la más linda siempre va a ser la misma, la crema. Y es que cuando miro a una camiseta de la “U”, es como mirar a tu primer amor.

Albiceleste, del lado del corazón

Blog in English: www.morethantheskin.wordpress.com

[No me arrepiento de este amor – A77QUE]

“¿Cómo vas a saber lo que es la música, si jamás cantaste desde la popular?” – Kike Wolf, Poema al Fútbol.

Cuanto vez me han preguntado en qué país me hubiera gustado nacer, mi respuesta siempre ha sido una sola, Argentina. Aquellos que me conocen saben que para mí la “albiceleste” es muy importante. Siendo peruano de nacimiento y sin poder hasta ahora ver a mi país en un mundial de fútbol, uno claramente, tiende a crecer viendo, sintiendo y envidiando la euforia ajena, y adoptando amores prestados.

Ser simpatizante de “la argentina” en los mundiales ha sido característico de mi parte. Así el equipo se presente como favorito (como en el 2002) o se haya clasificado en las últimas fechas (como en el 2010), mi simpatía por los colores blanco y celeste no se alteró nunca. Y no es que su juego me haya dejado perplejo año tras año ni mucho menos los resultados obtenidos. Ser simpatizante de Argentina es algo más complejo, es ser simpatizante de su gente, su cultura futbolística y sobretodo de su pasión por el futbol.

Luego de vivir casi un año en Europa y poder haber atendido diferentes ligas (Suiza, Alemania, Austria, Francia y España) me doy cuenta que la principal diferencia es el espectáculo. ¿Por qué? Porque mientras en Europa el espectáculo está en la cancha, en Sudamérica el espectáculo está en la tribuna. Y en mi opinión personal, Argentina es la escuela de ello.

Con un marco impresionante semana a semana los religiosos argentinos abarrotan sus templos para dar credo al dios redondo. El fútbol mueve miles de personas, sin importar raza, sexo o religión entonando juntos los himnos de los equipos de sus amores sin importar el resultado o la posición en la tabla.

Esa pasión que sentimos los sudamericanos, que se siente y expresa más en Argentina es notada dentro y fuera de la cancha. La salida de un equipo, es un ritual mágico, que conecta a un plantel con su afición, demostrando que las miles de personas en la tribuna y los once en la cancha buscan el mismo objetivo, ganar. Una vez terminado el partido y si el resultado no se pudo dar, la tristeza en los ojos de los hinchas es notoria, llevamos esa dolor en el alma y solo se podrá curar el siguiente fin de semana. Está pasión puede cegarnos en ocasiones y nos deja hacer locuras, pero ¿quién no ha hecho locuras por amor?  Amor al futbol sigue siendo amor.

La 10 frente a todos

No puedo hablar de Argentina sin dejar de hablar de Diego Armando Maradona, el pelusa. Para mí, el más grande de todos los tiempos. El más controvertido, el más polémico, el más talentoso y el que nunca tuvo miedo de decir lo que pensaba. El Diego. Nadie ha inspirado tanto amor y tanto odio al mismo tiempo, nadie ha inspirado tantas canciones como Maradona.

Fue tal su influencia como jugador, que la AFA (Asociación de Futbol Argentino) cambió su regla de otorgar la numeración por orden alfabético, que se había llevado en los mundiales anteriores brindándole el número y camiseta que había nacido para lucir, la número 10. Esa camiseta que tocó el cielo en el 86’ cuando llevó a la albiceleste a su segundo título mundial, incluyendo una fantástica tarde frente a los ingleses donde después de anotar con “la mano de d10s” los dejó regados para anotar el mejor gol en la historia de los mundiales. Jorge Valdano cuenta que en la celebración del triunfo el Diego se le acercó y le pidió disculpas “Quería pasarte la pelota, pero no encontré hueco”. Barrilete cósmico.

Después de su salida abrupta de la selección en el 94’, la albiceleste buscó un líder similar que no lo encontró en Ariel Ortega. El “burrito” se hizo expulsar en los cuartos de final contra los Países Bajos en el 98’ dejando con uno menos a la selección que posteriormente perdería el partido. La eliminación temprana del 2002 sacudió un país entero que se preguntaba y buscaba culpables con antorchas en mano. Una nueva esperanza comenzó a nacer en el corazón de los argentinos, las gambetas, la zurda y la desenfadada forma de driblear rivales hacen que las comparaciones entre el “Mess10s” y “d10s” sean conversación en cada café de Buenos Aires.

Para muchos lo logrado por Lionel Messi es incomparable con ningún otro jugador en la historia, pero lo que Maradona representa para Argentina tampoco. La camiseta 10 tiene un peso increíble y eliminación tras eliminación hacen que la dificultad y el escepticismo crezcan. ¿Es capaz Messi de regresar a la albiceleste al podio?  Lo veremos a medio año.

De Colección

Si bien este post es inusual y poco histórico como los anteriores, tiene mucho cariño y nostalgia a un país que siempre le tendré bastante afecto, pero sobre todo admiración.

Solo cuatro son las camisetas de la selección argentina que pintan mi colección de celeste y blanco. Tres albicelestes y una azul del Mundial 2010, recordando la suplente del mundial 1990, la última final de los gauchos.

photo 1

Tuve la oportunidad de vestir la albiceleste desde la tribuna en un partido entre Brazil y Argentina, por el sudamericano sub-20 en Arequipa, y a pesar de que Brazil fue la vedette del torneo que de la mano de Neymar, Oscar, Lucas y compañía gustando, goleando y ganando a cuanto rival tuvo en su camino excepto ese partido, donde el once Argentino, supo sudar la camiseta como ellos saben, y se impuso 1-0 con gol de Rogelio Funes Mori.

photo 2

La última que pude encontrar en oferta, la del 2011-2013 hecha para ser campeona de la Copa América en su tierra. Unos detalles preciosos que se pueden observar más abajo. Una lástima que el vecino al otro lado del rio fue el que celebró en tierras gauchas.

IMG_1286 IMG_1280 IMG_1288 IMG_1289 IMG_1282

il club piu titolato al mondo

il club piu titolato al mondo

il club piu titolato al mondo

Entry in English: http://wp.me/p45pZs-D

Esta frase fue grabada en la camiseta rossoneri en el año 2007 tras ganar el Mundial de Clubes en el 2007 en Japón, y es que el sueño de Silvio Berlusconi de llevar a su querido AC Milán a ser el club con más éxito del mundo en cuanto a trofeos se refiere se volvió realidad. Siete Ligas de Campeones, cinco Súper Copas de la UEFA, 2 Re-copas de Europa, 3 Copas Intercontinentales y 1 Mundial de Clubes son los trofeos que hacen que el AC Milán lleve con orgullo en el pecho “El Club con más títulos del mundo“.

IMG_7345

Rossoneri, son los colores que han representado a esta grandiosa institución a través de toda su historia. Fueron escogidos por Herbert Kilpin para vestir a la nueva institución en 1899 , el rojo para representar el ardiente fervor que forma parte del equipo y el negro representa el miedo de los rivales al enfrentarlos.

En sus inicios el emblema del conjunto milanés era la bandera de la ciudad, pero como es costumbre en Italia se le otorgó una estrella por su décima Serie A ganada en 1979, estrella que acompaña al escudo hasta hoy. El escudo hoy por hoy nos muestra los colores de la ciudad y el escudo de su patrono protector, San Ambrosio, junto con las siglas ACM y el año de fundación 1899.

A pesar de lo representativo que son sus colores de la camiseta local, la equipación de visita tiene mucho que contar. Vestidos completamente de blanco, el AC Milán ha jugado ocho finales de la Liga de Campeones, ganando seis y perdiendo solo dos, frente al Liverpool en el 2005 y al Ajax en el 95′.

Estos colores representan mucho más para el hincha Lombardo, representan generaciones tras generaciones de triunfos y glorias. El apellido Maldini no va a ser olvidado nunca por los hinchas del rossoneri, primero por Cesare, cuatro veces campeón de Italia y campeón de Europa entre otros palmares como jugador y entrenador. Y por supuesto el eterno y gran capitano, Paolo Cesare Maldini. Siete ligas italianas, cinco Ligas de Campeones y un mundial de clubes entre otros, son los galardones del máximo ídolo del club, cuyo número, la gloriosa 3, fue retirado en Mayo del 2009 para acompañar a la inolvidable número 6 de Franco Baressi retirada en Junio del 97′ en el museo rossoneri en San Siro. La dinastía Maldini parece continuar, ya que el hijo de Paolo se encuentra entrenando con el primer equipo desde esta temporada.

IMG_0718

En mi colección, el AC Milán solo se ve representado en cuatro camisetas (por ahora). Tres rossoneri y una negra con el nombre de Clarence Seedorf en la espalda. 

IMG_0717

Blanca gloria

Entry in English: http://wp.me/p45pZs-o

Real Madrid

Cuando escuchamos el nombre ‘Real Madrid’ lo primero que se nos viene a la mente es la palabra ‘triunfalismo’, y es que el Real Madrid, el mejor equipo del siglo pasado duela a quien le duela, es el más ganador de España (32 ligas) y Europa (9 Copas de Europa). El “madridismo” es una forma de vida para muchos, y es que esa sed de gloria y hambre de triunfo es lo que ha llevado al Real Madrid a recibir dicho galardón en el 2006. Emblema que fue añadido a la camiseta blanca en el mismo año.

Mejor Equipo del Siglo XX

Mejor Equipo del Siglo XX

El color blanco siempre ha sido característico en los uniformes del Real Madrid año tras año, puesto que en uno de sus estatutos lo establece así desde su fundación. Salvo en la temporada 1925-1926 que en homenaje al club inglés Corinthian FC, se cambió el habitual pantalón blanco por uno negro. Su emblema, que si bien ha evolucionado en los 126 años de vida, siempre ha mantenido la misma elegancia con la que se hizo famoso. El título y la corona “Real” fueron otorgados por el Rey Alfonso XIII de Borbón en 1920, dirigiendose al presidente del club, respaldando a la institución blanca. En 1931 la corona fue reemplazada por una banda azul, que representa a la región de Castilla, después de que España se estableciera como segunda república. La Casa Blanca recupero su “Corona Real” en 1941, dos años después de la conclusión de la guerra civil española.

Historia del Logo

Historia del Logo

Sin lugar a duda la época dorada del Real Madrid llegó de la mano del presidente más recordado, querido y ganador, Santiago Bernabéu. 16 títulos de liga, seis Copas de España, seis Copas de Europa y una Copa Intercontinental, fueron los logros obtenidos durante su periodo como presidente merengue entre 1943-1978. Fue tanta su popularidad en la “Casa Blanca” que en 1955 tras una votación en la Asamblea general de socios se decidió que el estadio madridista cambie de nombre en honor al presidente blanco. Tres nombres resaltan entre las plantillas manejadas por Bernabéu Yeste, y es que durante muchos años  tuvo como general en la cancha al argentino Alfredo Di Stefano, acompañado por el español Francisco Gento y el húngaro Ferenc Puskas. Di Stefano, la Saeta Rubia, como se le conoce, es el único futbolista que ha recibido el premio de “Super Balón de Oro” por sus logros con el Madrid en 1989.

Estadio Santiago Bernabeu - Real Madrid vs Malaga / Vitrina con las 9 Copas de Europa

Estadio Santiago Bernabeu – Real Madrid vs Malaga / Vitrina con las 9 Copas de Europa

Fuera del tradicional color blanco, el azul ha vestido varias veces al Madrid fuera de casa, el color rojo a pesar de ser inusual en la casa merengue, durante los 70′ fue usado como color alternativo y ahora último en la tercera camiseta o de “Champions” en la temporada 2011-2012. Así mismo el color verde usado la temporada pasada, fue usada por primera vez en 1965 en su gira por Sudamerica ante el Club Atletico River Plate. Así como el azul, el color negro ha sido bastante común en las camisetas alternas, probablemente la más recordada, la camiseta usada en cuartos de final y final de Champions League en la temporada 1999-2000, enfrentando y venciendo al Manchester United en Old Traford y al Valencia en París respectivamente.

Camiseta Alterna del Real Madrid, Usada en la final de la Liga de Campeones 1999-2000 expuesta en el museo del Stade de France donde se jugó la final

El Real Madrid tiene un lugar muy especial para mi en mi colección. Dos blancas, dos negras, una azul y una verde (un par más por venir). Las camisetas blancas las guardo con mucho celo ya que la 2003-2004 lleva el “parche” conmemorando los 100 años de vida institucional y la otra ,2006-2007 lleva el premio otorgado por la FIFA al mejor club del siglo XX. Me arrepiento mucho no haber podido conseguir una camiseta de Raúl Gonzales Blanco, quizás, para los de mi generación el máximo representante de la calidad y clase del Real Madrid.

Hala Madrid!Cuestión de números

La camisa número “7” tiene un sentimiento especial para los madridistas, el “Ángel de Madrid” ,máximo goleador histórico del club la vistió por 16 temporadas marcando 228 goles con la casaquilla merengue. El número fue bien heredado por el nuevo símbolo de la Casa Blanca, Cristiano Ronaldo, que si bien no es propio de las inferiores como el “Ángel”, hace soñar a la hinchada madridista con su goles y poniéndose el equipo al hombro partido tras partido; tan solo en poco más de 4 temporadas ya lleva más de 162 goles.

Otro número bastante recordado es el “6”, usado por el “Principe de Madrid”, Fernando Redondo. Exquisito y elegante volante de primera linea con “buen pie” como se le conoce, zurdo como pocos y de talento envidiado por muchos. Pero sin lugar a dudas un número inusual pero muy recordado es el “5”, ya que fue usado por varios años por Zinadine Zidane, la magia hecha ser humano. “Harry Potter”, cambió la “21” de la Juventus por la “5” del Madrid en el verano europeo del 2001, y si bien su posición en la cancha y número en su selección eran de “10”, Zizou resigno el número ya que su compañero Luis Figo ya lo portaba a su llegada. Zidane nunca se hizo problemas por no llevar la diez, y es que cuando le tocó llegar a Turín decidió por la “21” para evitar problemas con Alessandro Del Piero (portador de la 10) y comparaciones con el otrora número 10 bianconero y compatriota, Michel Platini. 

  zinedine-zidane-rc_1545350c

 

El Color de la Sangre

[Gerry & The Peace Makers – You will never walk alone]

Entry in English: http://wp.me/p45pZs-e

“Walk on through the wind
Walk on through the rain
Though your dreams be tossed and blown
Walk on walk on with hope in your heart
And you’ll never walk alone”

25 de Mayo, 2005. Al comenzar la final de la liga de campeones era un simpatizante más del Liverpool. Conocía su historia, sus hazañas y sus mitos, pero nunca había tenido la oportunidad de verlos en vivo (TV). Con mi camiseta roja, Reebok, temporada 2003-2004 puesta, cerveza en mano y con el control remoto en la otra, sentado frente al televisor y dispuesto a ver una final más, no tenía idea que mis gustos y sentimientos por el fútbol cambiarían ese día para siempre.

3-0 al terminar el primer tiempo para el AC Milán y la frustración en la cara de los jugadores del Liverpool era evidente. Sin embargo en la tribuna el “You will never walk alone” resonaba como si el marcador no se hubiera movido. La rabia me invadió y me quite la camiseta dejándola sobre la cama, molesto con ella porque no había ayudado a que los “reds” jueguen como ellos sabían.

Pero si algo uno ha aprendido en el transcurso de los años viendo a este corajudo equipo, es que nunca caminan solos y nunca se darán por vencidos. Es así que tras el milagroso empate y el posterior triunfo en tanda de penales, la imagen de Steven Gerrard levantando la copa y la explosión rojo sangre detrás de él siempre estará impregnada en mi retina y en mi memoria, no sólo por el agónico triunfo sino por el amor de una fanaticada que nunca bajo los brazos y que desde la tribuna empujó su equipo a recordar su historia. ¿Qué paso con mi primera camiseta del Liverpool? Nunca más la usé y la termine regalando, “estaba salada”.

Ocho años han pasado de aquella hazaña que para mí y muchos amantes del fútbol es la mejor final que nos ha tocado ver. El Liverpool y lo que representa su camiseta es algo fuera de lo común en nuestros tiempos, en los últimos 20 años su historia no ha sumado tantos logros como lo había hecho en otras décadas, pero a pesar de ello su fanaticada a nivel mundial sigue creciendo. Un ejemplo claro fue al visitar Melbourne en su tour australiano, el Liverpool llevó 95mil almas, que dejaron en la cancha su voz cantando el himno emblema de la institución, “You will never walk alone”.

En mi colección el Liverpool está representada en siete camisetas, cuatro rojas, una negra, una amarilla y una ploma. Jamie Carragher, Luis Suarez, Danny Agger y Steven Gerrard son los protagonistas de cuatro de ellas. Muchos fanáticos están molestos desde que el equipo cambió de marca, y es que después de varios años de usar Adidas, se cambió a Warrior, marca norteamericana poco conocida en el mercado futbolero y que tras una buena primera temporada ha sacado unos diseños algo “inusuales” (siendo buena gente), particularmente la local siempre me va a gustar, y para comprar las otras dos, necesitaré un poco más de convencimiento.  ¿Mi sueño? Visitar el templo de Anfield y elevar mi voz al cielo coreando el lema que desde esa tarde de mayo en el 2005 forma parte de mí, “You will never walk alone”.

Liverpool FC

Facts

  • El Liverpool solía ser local usando los colores blanco y azul, no fue hasta 1896, que que se separó del Everton que cambió al conocido color rojo.
  • El “Liverbird” que representa a la ciudad de Liverpool, es el ave que forma parte del emblema del “red army” fué agregada a la camiseta en 1955 y al emblema desde el 1987
  • Las antorchas en cada lado del emblema simbolizan el homenaje a las tragedias sufridas por los hinchas reds en 1985 y 1989, recientemente la marca warrior añadió el “96” en homenaje a los 96 hinchas fallecidos en el 89’.
  • Desde 1992, el lema del club “You will never walk alone” ha sido agregado al escudo que rodea al “liverbird”
  • Un estudio hecho en la universidad de Durham y Plymouh indicó que la naturaleza del coraje y éxito del Liverpool (Arsenal y Manchester United) radica en el color rojo y su efecto psicológico en sus jugadores.

2ndPost-Masquelapiel

Testigo en la historia

Este es un espacio para hablar de alguna camiseta que fue testigo presencial en un momento histórico en el futbol mundial. Hablemos de la camiseta “Reebok, temporada 2004-2005” edición especial de la final de la Champions League fue testigo de una inigualable hazaña futbolística que pocos podrían repetir. Es por ello que a pesar de no formar parte de mi colección (aún) hacemos un espacio para recordar su belleza. Reebok vistió a los reds por 10 años acompañándolos durante sus mejores exposiciones de futbol, ayudándolos a levantar 8 trofeos, incluyendo la liga de campeones en el 2005 y la copa de la UEFA en el 2001.

IMG_9868

Nuestra segunda piel

[Incubus - New Skin]
Blog in English: http://wp.me/p45pZs-3
Personal Instagram: http://instagram.com/adamantium84

Desde que era niño mi anhelo más grande siempre fue tener la camiseta de mi equipo favorito. La gloriosa crema de Universitario de Deportes, Anchor de sponsor, y sólo una letra al lado del corazón que aún llena mi vida. Recuerdo que mi padre nunca me quiso comprar una, siempre decía que era una pérdida de dinero, un gasto innecesario. Es así que en Junio de 1994, en mi cumpleaños 10 recibo el mejor regalo cuando niño, la magnifica camiseta crema. Era la prenda de vestir más hermosa que haya visto en mi vida, manga larga, Nicolini en la barriga y esa magnifica letra al lado del corazón. Lamentablemente no forma parte de mi humilde colección.

Meses antes de comprar mi primera camiseta como adulto y que hasta ahora conservo, recibí un gran regalo. La blanca del Real Madrid, edición del centenario, el mejor equipo del siglo 20, “cuanta historia” pensé al contemplarla. Cuando compré mi primera camiseta fue con mi primer salario, la visitante del Celtic escocés temporada 2002-2003. Precioso color e imponente emblema, recuerdo susurrarle “You will never walk alone” cuando la admiré por primera vez en mi dormitorio. Es así que con dos camisetas bajo el brazo comenzó un largo camino que aún no termina, ni terminará hasta que pueda seguir respirando.

Real Madrid - Local, 2002-2003 Celtic FC - Visita, 2002-2003

Caminando por Madrid en busca de libros me encontré con la inspiración de este blog. “1000 camisetas de fútbol“, en él encontré el pasaje perfecto para comenzar este blog:

“[…] Me encantan las camisetas y todo lo que conllevan. Me encantan sus colores, escudos y su historia, los aromas y las historias que trasmiten. Una camiseta representa un momento en la eternidad; es testigo de la mayor de las alegrías y el peor de los dolores. Marca una época y es el símbolo de amor compartido entre aficionados y jugadores.[…]” – Bernard Lions.

 Y es que el periodista tiene mucha razón, cada camiseta es testigo de la gloria y el desastre de la historia de un club o una nación, así mismo de la historia de cada uno de nosotros como hinchas de fútbol, nuestras camisetas son nuestra armadura que nos vuelve hermanos por 90 minutos y más; llevan el escudo que defendemos a capa y espada por nuestras vidas.

Aquí escribiré sobre mi colección de camisetas y otros coleccionistas, sobre la historia de las camisetas más conocidas y no tan conocidas, las amadas y las odiadas, las populares y las olvidadas. Escribiré sobre nuestra segunda piel, porque para todos los que amen el fútbol, la camiseta de nuestro equipo o selección, es más que nuestra propia piel.